Repudiamos la violencia policial en El Bolsón


COMUNICADO DE PRENSA:

Frente a la sospechosa muerte del jóven Guillermo Garrido en la comisaría de El Bolsón y las posteriores agresiones a sus familiares y a los vecinos de la zona que se manifestaron reclamando esclarecimiento y justicia, desde la UnTER y la CTA Río Negro expresamos que parece un hecho increíble, sino fuera porque ocurre con una policía que ya tiene en su haber varios casos de maltrato y gatillo fácil, con varios jóvenes muertos bajo su mano.  Resulta inaceptable que alguien que no debió jamás ser demorado por estar ebrio (así lo dice el código contravencional provincial) fue detenido, incomunicado y luego aparezca ahorcado, bajo la exclusiva y oculta responsabilidad de la policía.

Otra vez ocurre lo mismo que con tantos y tantas jóvenes, víctimas mortales o no, de la violencia institucional asesina que ejerce el Estado rionegrino a través de su policía. Lo más terrible es que son tan autoritarios, tienen tanta impunidad y no asumen ninguna responsabilidad, que no tienen problemas en seguir maltratando y abusando de la nefasta autoridad que no saben ejercer, frente al reclamo ciudadano de justicia por las tropelías que ellos mismos cometieron. De eso dan ejemplo bastante seguido en todas las ciudades de la provincia, alentados por gobernantes nefastos que lejos de frenarlos los apañan, aceptando sus despliegues violentos como hacen con el famoso grupo BORA, que ya debería desaparecer: hicieron bastante daño desde 1995 hasta hoy.

Asombra la inacción de la justicia provincial, responsbale de la enorme carga de impunidad que se cierne sobre la provincia. Ya orillamos la centena de asesinatos impunes si con Atahualpa habíamos llegado a 90 en Rio Negro. Hay que sumar todos los muertos de 2009, 2010 y 2011, donde la policía de Rio Negro aparece casi siempre sospechada o confirmada como culpable de estas muertes.

Exigimos una vez más que el gobernador Saiz se haga cargo de terminar con esta política de represión y muerte, separando de sus cargos a Cufre,a Larreguy y a toda la cúpula policial, e iniciando una profunda reestructuración de las políticas de seguridad y de la policía.

Exigimos que la justicia de Río Negro empiece a dejar de ser cómplice de este orden injusto que amenaza cada día la vida de los más humildes y los más jóvenes y empiece a demostrar que sirve para administrar justicia para este pueblo y no impunidad para los poderosos y los mafiosos de uniforme.

 

Río Negro, 18 de enero de 2011.

 

Luis Giannini, Sec. Gral. CTA Río Negro.              Marcelo Mango, Sec. Gral. UnTER        Jorge Molina, Sec. Gral. CTA Bariloche y zona andina.