Encuentro por la educación en el proyecto nacional. Más de mil participantes colmaron el Círculo Italiano

 

Discurso de Marcelo Mango  audio:  

Discurso de Marcelo Mango también en http://www.youtube.com/watch?v=NgbshXcpwBI  (parte 1),  parte 2: http://www.youtube.com/watch?v=C8oHrDF4JR8 , parte 3: http://www.youtube.com/watch?v=cj47A5zkhWQ

Homenaje a Mónica Almirón al cumplirse el 8 de agosto un nuevo aniversario de su secuestro y desaparición en Cipolletti: http://www.youtube.com/watch?v=K4_U1nG6Bac

Más de 1000 personas colmaron las instalaciones del Círculo Italiano de Cipolletti el 8 de agosto en el Encuentro por la Educación en el proyecto nacional.

El contundente discurso de inicio pronunciado por el secretario general de la Unter, Marcelo Mango posicionó  y enmarcó claramente el debate entusiasta que se dió en defensa del proyecto educativo que desde hace mucho viene construyendo la docencia organizada en la UnTER y en la CTERA.

En el mismo sentido se expresaron otros panelistas como Tito Nenna y Luis Giannini. Por su parte Pablo Bohoslavsky, vicerrector de la Universidad Nacional de Río Negro,  detalló lo que han signficado en la universidad argentina las  políticas de financiamiento del gobierno nacional y los cambios que hubo con la nueva población estudiantil que hoy colma las veinte nuevas universidades que hay en la Argentina.  

Silvia Barco detalló claramente los marcos conceptuales de una política educativa nacional y popular, contradictoria de los marcos neoliberales que todavía hoy impulsan sectores de poder concentrado que pretenden hacernos retroceder a los noventa. 

Declaraciones de Marcelo Mango al finalizar el encuentro se pueden ver en:

 

http://www.youtube.com/watch?v=RSyXQdPeVKk

Discurso de Marcelo Mango en texto:

Encuentro por la Educación en el Proyecto Nacional 

  

Discurso de Marcelo Mango, Secretario General de UNTER: 

 

Muy buenos días compañeras y compañeros, padres, estudiantes, organizaciones sociales, sindicales, comunitarias. Estamos muy felices, estamos muy contentos de poder estar debatiendo la educación, debatiéndolo abierta y públicamente, debatiéndola entre todos. Agradecemos a la Municipalidad, al Intendente Weretilnek de organizar conjuntamente este encuentro. Agradecemos profundamente al Ministerio de Educación de la Nación, al Ministro Alberto Sileoni, al Jefe de Gabinete Jaime Perczyk, por permitirnos algo que muestra a las claras un cambio en la sociedad argentina: poder estar juntos poniendo en debate abierto, honesto lo que construimos, lo que peleamos, pero también lo que queremos construir.

 

Por eso damos la bienvenida a todas las compañeras y compañeros que hicieron el esfuerzo de venir de todas las zonas de la provincia, hay compañeras y compañeros de la cordillera, están? (pregunta al auditorio) 

Si! (respuesta de los presentes) 

Compañeras y compañeros de la cordillera que están presentes (aplaude el publico), compañeros de la Línea Sur. Todos pasados por cenizas, pero aquí presentes para debatir la educación. Compañeras y compañeros de la zona atlántica, compañeras y compañeros de los Valles, de Valle Medio, del Alto Valle, del norte de Catriel de nuestra provincia.

 

Y les damos la bienvenida porque esto es una jornada muy importante para el sindicato, pero también creemos que es muy importante para la sociedad. poder hacer tres cosas en el día de hoy, poder hacer memoria, poder hacer balances y plantear los desafíos. Y les decimos hacer memoria, porque creemos en la recuperación histórica, creemos en la verdad histórica y creemos en la recuperación de las luchas históricas de nuestro pueblo. Y decimos hacer balance, también, porque sabemos que producto de estas historias de lucha, de sufrimiento que vivimos como pueblo, desde el inicio de la dictadura que trato de destruir la educación publica, de perseguir a los docentes de hacerlos desaparecer, de silenciar el debate pedagógico de generar una pedagogía autoritaria, hasta la vigencia más cruel del neoliberalismo (después de haber pasado por una pequeña primavera democrática), que intento privatizar, cercenar el derecho social de la educación, hacer un balance de los avances que hoy pudimos construir, como sociedad. Como argentinos, como latinoamericanos, en la disputa de un derecho social a la educación en el marco de todos los derechos que tenemos como pueblo, pero también venimos hoy a ser protagonistas de los desafíos de las propuestas que tenemos que hacer como argentinos y como rionegrinos, porque nos queda mucho por desandar y nos queda mucho por avanzar, mucho por construir por que estén todos en el sistema educativo, mucho por construir para hacerlo con dignidad, en una escuela publica, mas feliz y mas digna.

 

Y digo que quiero empezar por la memoria para seguir con el balance y los desafíos porque no por casualidad, hoy, 8 de agosto, se cumplen 34 años del secuestro y desaparición acá en Cipolletti, acá, a apenas dos o tres cuadas , de una maestra rionegrina , de Mónica Almirón, maestra de cuarto grado de la Escuela 45 de Cuatro Esquinas, de acá de Cipolletti. Hace 34 años la dictadura genocida empezaba a destruir la sociedad, a destruir a nuestro pueblo y a destruir el derecho social a la educación, secuestrando maestras, haciéndolas desaparecer, torturándolos para callar a nuestro pueblo, para que no pudiéramos avanzar en una educación más justa y en una educación liberadora. 

 

Pero también tenemos que hacer memoria de lo que pudimos construir, e intentar construir en la década de los 80, de cómo quisimos ser protagonistas de nuestras transformaciones curriculares, de nuestras construcciones de una escuela democrática, de una escuela para todos. Pero creo que todavía tenemos marcado en nuestra piel, en nuestras heridas, los daños de la larga década de los  90, los intentos de cercenamiento al espacio publico en la educación, de desestructuración del sistema educativo, de partirlo en 24 pedazos, que además, como decía Alberto, quisieron volver a partirlo en mas pedacitos con intentos de municipalización,  de descentralización que pudimos resistir. Por eso creo que hacemos memoria  para tener conciencia de nuestras luchas de resistencia, porque fue en medio de esas resistencias, en medio de ajustes, de rebajas salariales, de destrucción de nuestras familias, de padres que quedaban sin trabajo, de chicos que quedaban sin comida, de chicos que quedaban sin padres, de abuelas que tenían que volver a hacerse cargo de los nietos pero sobre todo de hacernos, además simbólicamente responsables de estas dificultades como pueblo, al padre lo querían hacer responsable de su propia desocupación, a los maestros de la imposibilidad de educar en esas condiciones y a los chicos responsables de su propia ignorancia y de su propia exclusión (aplausos) y esto a veces daña más  que las propias condiciones materiales que nos hicieron padecer (aplausos).

 

Pero es desde estas luchas, es desde la resistencia en esos años que supimos demandar en una Carpa Blanca: Ley de Financiamiento Educativo, Ley de Educación Nacional, Paritarias libres para los trabajadores de la educación. Hoy venimos a hacer el balance porque decimos con orgullo que fue en estos años, que fue con este gobierno, que conquistamos una Ley de Financiamiento Educativo que lleva por primera vez en la historia de  nuestro país a superar el 6 % del PBI en la educación pero además mas una porción más grande de una torta que es una torta más grande, porque además hubo crecimiento en el país. Entonces a los que nos quieren hacer creer que no hay relación entre la educación y el sindicalismo, que no hay relación entre la educación y la política, ya nos enseñó Pablo Freire, que es imposible mejorar la educación si no es en el marco de procesos sociales, políticos y culturales, populares, latinoamericanos, que  recuperen los derechos sociales para que nuestros pibes y nuestras familias tengan mejores condiciones de llegar a nuestra escuela (el público aplaude y alienta).

 

La Ley de Financiamiento Educativo también nos permitió más salarios, aunque en Río Negro tengamos que aclarar que nos dejaron en el peor lugar del país, teniendo el peor salario de todo el país. Pero la Ley de Financiamiento permitió además la creación de un cuarenta por ciento más de puestos de trabajo. El primer acuerdo paritario que firmamos con el Ministerio de Educación, el primer punto, no hablaba de salarios. El primer punto hablaba de la construcción de mil nuevas escuelas en la Republica Argentina. Y decimos con orgullo, y con eficacia que las mil escuelas están construidas, están llenas de alumnos y están con más puestos de trabajo, trabajando para enseñar mejor a nuestro pueblo (aplausos del auditorio).

 

También tenemos que hacer un balance, el balance de la Ley de Educación Nacional, pelea histórica de los trabajadores de la educación. Desde la ley 1420 que no habíamos tenido una nueva ley de educación salvo la que nos quiso imponer el neoliberalismo con la privatista Ley Federal. La logramos derogar con la lucha, pero también la logramos derogar con la convicción política de un gobierno que puso como primer punto que  el derecho social a la educación es una garantía del Estado Nacional en concurrencia con los Estados Provinciales en la República Argentina.

 

Esa ley, consagra el derecho a al universalización de la educación. Hay que universalizar el nivel inicial, hay que hacer de jornada completa todas las escuelas primarias y hay que cambiar el paradigma de la escuela secundaria para que todos nuestros adolescentes ingresen, permanezcan, reingresen y culminen la educación secundaria y para esto hay que hacer muchas transformaciones en los puestos de trabajo, en la organización escolar, en la organización curricular.

 

Venimos a hacer el balance de la Ley de Financiamiento que además permitió, y acá tenemos una nueva Universidad en Río Negro que lo permitió, que así como en Chile hoy los estudiantes están de protesta porque está privatizado el sistema, porque esta municipalizado, pero además porque se tienen que endeudar en la banca, sacar créditos financieros para poder estudiar. En la Argentina hemos construido, producto de esta pelea, y con el financiamiento de la ley, nuevas universidades públicas y gratuitas. Pero tenemos que hacer que los sectores populares terminen nuestra educación básica, nuestra educación secundaria, para que todos puedan tener acceso a esta gratuidad y a esta universidad pública. 

 

Venimos a hacer el balance también de la paritaria. Lo decimos con honestidad como trabajadores: avanzamos en nuestro salario, nos falta avanzar muchísimo en Río Negro, avanzamos en condiciones de trabajo, pero avanzamos también en la paritaria nacional. Aunque algunos gobiernos todavía se nieguen a hacerlo y aunque algunos elitistas no lo  quieran, para que todo trabajador de la educación sea estable y titular en su puesto de trabajo, (aplausos) esto también es dignidad y es mejora del proyecto que ese docente pueda dar a su escuela estando siempre en la escuela, conociendo al cuerpo docente, conociendo a sus alumnos. Pero ese salario y esa estabilidad también van acompañadas de otras conquistas en las paritarias nacionales. Y fue por una política social que peleamos, que también logramos en la paritaria nacional, recuperar para los miles de jubilados rionegrinos el 82 % móvil, la jubilación digna, teniendo hoy los jubilados uno de los mejores salarios del país, que no lo tenemos los docentes en actividad, pero decimos con orgullo hemos revertido  la privatización de la jubilación, hemos tirado por la ventana a las AFJP y hoy la jubilación vuelve a ser un derecho previsional para todos.

 

Pero además estamos avanzando este año, y el Licenciado Jaime Perscyk  preside esa comisión, de una política de viviendas para trabajadores de la educación, viviendas para que todo trabajador de la educación pueda acceder a instalarse, y sabemos en la Patagonia lo que significa poder tener una vivienda. 

 

Pero estas políticas de financiamiento, de Ley de Educación, de avances en la paritaria, tienen que ir acompañadas, compañeros, de profundización de políticas sociales, de políticas publicas, de políticas universales. No se cambia la educación sólo desde la educación. Si no hubiese sido por políticas que destruyeron al ALCA, herramienta con la que venían los Estados Unidos a terminar de dominarnos, y que con la valentía de presidentes latinoamericanos soberanistas logramos decirle “no!” y priorizar la UNASUR y priorizar la unidad latinoamericana (aplausos) porque también es con políticas de recuperación de la producción, de recuperación del trabajo de nuestras familias, que podemos tener chicos en mejores condiciones en nuestras escuelas. Es con la Asignación Universal por Hijo (aplausos) para todos nuestros chicos, que podemos hacer que, aunque sea todavía insuficiente, podamos tener muchos más chicos. Y en qué se gasto eso? No como decían algunos en droga, en alcohol. Se gastó en zapatillas, en lápices, en galletitas, en leche para nuestros hijos.

 

Y estas políticas sociales, políticas públicas, como la Ley de Protección Integral de los derechos de niñas, niños y adolescentes como todas estas políticas que están consagradas hoy en nuevas leyes, hay que asumir el desafió de cómo las profundizamos, hay que sumir el desafió de cómo las convertimos en ejercicio efectivo de esos derechos. Porque ha habido otros momentos donde los derechos fueron consagrados en leyes, pero las leyes fueron letra muerta. 

 

La Ley de Financiamiento se cumplió. Hicimos una ley y la cumplimos. La Ley de Educación Nacional hay que cumplirla, hay que hacer universal el nivel inicial, hay que garantizar jardines maternales donde la comunidad lo necesite, tenemos que avanzar, porque hace 20 años tenemos una Ley de Educación Provincial que dice que es obligatoria la sala de 4 y 5 años y en 20 años no se ha cumplido, hay que cumplir, (aplausos) que sea obligatorio la sala de 3, 4 y 5 años en la Provincia de Río Negro.

 

Pero también queremos escuelas dignas. Queremos que el dinero destinado al mantenimiento de las escuelas, vaya al mantenimiento de las escuelas. Que no se pierdan más días de clases porque las escuelas no están en condiciones. Este año, si hubo  falta de clases en Río Negro,  es responsabilidad del Estado Provincial, que no las arregló, que no las construyó, que no las pintó, que no las refaccionó y que despilfarró millones con destino a eso (aplausos).

 

Pero también, con la misma convicción  queremos cambiar la escuela secundaria para que todos nuestros chicos puedan estar adentro. Ya están llegando a nuestra localidad y a nuestras provincias las máquinas de conectar igualdad, las computadoras. Sabemos la cantidad de libros que han llegado. Queremos también otras condiciones. Pero sabemos también que hay que cambiar la organización escolar, que debemos participar en transformaciones curriculares. También sabemos que tenemos que transformar las practicas, porque con practicas heredadas en nuestras mochilas de la dictadura y heredadas del neoliberalismo competitivo, a nuestros chicos los vamos a seguir excluyendo. Por eso hay que hacer memoria pero también revisar nuestras prácticas y mirar de cara al futuro, cuáles con los puestos de trabajo que hay que cambiar, cuáles son los que hay que incorporar, cuál es la nueva organización escolar que hay que hacer para que todos nuestros chicos estén. Para tratar de que no se nos escape ningún chico del aula y que no se nos vaya ningún chico de la escuela. Es esa la oportunidad  que tenemos que construirle a nuestra sociedad en la Provincia de Río Negro. 

 

Compañeras y Compañeros, otro de los desafíos centrales, es que sabemos revisando la historia, que los momentos de avance, de avance en derechos, de conquistas para nuestro pueblo han sido limitados, y que apenas hubo momentos de avance. hubo grandes cercenamientos y castigo de esos derechos. Por eso tenemos que profundizar estos avances y aprovechar esta oportunidad. Son años de crecimiento, son años de avance en derechos que nos tiene que hacer optimistas. Pero también nos tienen que poner en el desafío final, y esto lo quiero decir con mucha claridad. Somos trabajadores de la educación, y como tales, tenemos derechos como trabajadores: derecho al salario, a la estabilidad, a las condiciones de trabajo, a escuelas y lugares dignos. Pero como dijo la Presidenta, no queremos sindicatos que sean corporaciones, que solo defiendan los intereses sectoriales porque ese no es el sindicalismo que nosotros queremos. Sindicatos son los que están preocupados por los derechos sociales, por los avances en las conquistas de todo nuestro pueblo.

 

Porque además no hay posibilidad de mejorar la educación si no es en el marco de una sociedad argentina y latinoamericana que esté mejor. Y en esto creo que tenemos que ver también muy claro, (aplausos)  así como tenemos derechos como trabajadores, somos trabajadores de un derecho. Y ser trabajador de un derecho implica asumir con autonomía  y como construcción colectiva el compromiso de educar a nuestro pueblo.  

 

Pero ser trabajador de un derecho también implica asumir un compromiso con la sociedad, asumir el compromiso con la política, asumir el compromiso con los procesos de transformación social, económica, política y cultural que vive nuestro pueblo latinoamericano. 

 

Por eso compañeras, compañeros, desde la memoria de la historia, desde el balance de nuestros avances, desde nuestro balance, hagamos y asumamos el desafió de ser protagonistas de la educación pública, de ser protagonistas de la transformación con inclusión, de ser protagonistas de un país que nos tenga a todos incluidos y a todos vivos. 

 

Para terminar, quiero leerles una cartita que no la recibí ni en la década del 90 ni en el año 2001. La recibí lamentablemente hace unos meses y me decía así: “Profe, estoy en la comisaría de la Mengelle, necesito que me de una mano, estoy hasta las manos, venga a verme, avísele a mi vieja”. 

 

Tenemos que cambiar la sociedad para que nuestros pibes no sean las víctimas de esta sociedad, para que nosotros no seamos los victimarios de los pibes a los que castigamos al hambre, para que asumamos entre todos la posibilidad de construir una sociedad de iguales, una sociedad más justa, una sociedad, más digna donde todos podamos vivir con felicidad. Gracias compañeras, Gracias compañeros. (aplausos)