Se hizo justicia: Poblete trasladado a cárcel federal


La CTERA celebra la decisión de la Cámara Criminal de Neuquén que trasladó al asesino Poblete a una Cárcel Federal.

Luego de la consternación y el repudio que causaron las imágenes del cabo Poblete paseándose libremente por Zapala, y de las acciones que CTERA, CTA y ATEN realizaron durante esta semana - conferencia de prensa con la presencia de Hugo Yasky, denunciando el hecho indignante y vergonzoso de que un asesino como Darío Poblete haya violado las condiciones de detención, el paro en Neuquén y la Jornada Nacional de Protesta impulsada por CTERA- el día jueves 21 logramos, que la justicia disponga el traslado a la Unidad nº 9 de Neuquén, una cárcel Federal, del autor material del asesinato del maestro Carlos Fuentealba, como reclamamos las organizaciones.

Es de destacar también la entrevista otorgada por la Ministra de Seguridad Nilda Garré, el martes 19 de junio, en la que recibió a Sandra Rodríguez, a Stella Maldonado y Alejandro Demichelis –CTERA- y a Hugo Papalardo –Sec. Gral. de ATEN-. En la misma, la Ministra acompañada por Cristina Camaño – secretaria de Cooperación con los Poderes Judiciales, Ministerios Públicos y Legislaturas del ministerio. La ministra se mostró altamente preocupada por tan bochornoso suceso, comprometiendose a bregar por una pronta solución.

CTERA expresa su satisfacción por este traslado del asesino a una cárcel Federal, considerándolo como un acto de justicia.

Asimismo, nuestra organización seguirá exigiendo que se avance en la Causa Fuentealba II para llevar a la justicia al ex gobernador Jorge Sobisch y a todos los responsables políticos de la  represión del 4 de de abril del 2007 en Arroyito, donde fue brutalmente asesinado nuestro compañero Carlos Fuentealba.

Buenos Aires, 22 de junio de 2012

Prensa CTERA

 

Artículos relacionados: 

Alerta: Asesino suelto en Zapala

“Para los que de sangre salpicaron la patria, pido castigo”
Pablo Neruda

Bronca, indignación, espanto. El cabo Poblete, condenado a cadena perpetua por el asesinato de Carlos Fuentealba, se pasea, sale de compras, con total y absoluta impunidad por las calles de  Zapala. Vergüenza además, por quienes admiten y permiten semejante agravio a la justicia, a familiares, compañeras y compañeros docentes, estudiantes y a la sociedad.