Fracking en Vaca Muerta y Río Negro: Agua por no vida



Publicado en Renace

Ya  toda vez que la provincia de Río Negro y sus municipios acepten el dinero de las fracking petroleras, ya entonces y por tal no habrá vuelta atrás en el paulatino, incontrolable e irremediable proceso de contaminación química, radioactiva, gasífera y petrolera del agua superficial y subterránea de nuestro río Negro; sumándose así al actual proceso de contaminación del agua de los ríos Limay y Neuquén provocado por el yacimiento no convencional de Vaca Muerta, en la provincia de Neuquén.

No hay forma de saber ni controlar el daño provocado por el fracking al agua de nuestra cuenca.

Se consentirá entonces la contaminación del agua del río Negro y por tal la acepción enferma de la sociedad que cobija, transformando nuestra matriz productiva original, intoxicando el agua de riego y  sus frutos alimentarios (la producción con certificación internacional agroecológica será la primero en caer); se envenenará aún mas el agua que habremos y habrán de beber.

¿Y vale la pena todo esto? – ¿Vale la pena sacrificar el agua de nuestros ríos a fin de sostener una estructura de vida inconducente en el tiempo en salvaguarda de poblaciones hacinadas; biodiversidad de selvas arrasadas; transgenia alimentaria; consumo vanal; explotación despiadada; agua por metales, agua por gas y petróleo; agua por no vida?

¿Vale la pena que un todo social se someta a la chatura moral, la incongruencia intelectual y la falencia estratega del hoy ser político argentino, quien escudado en Democracia, ya sacrifica agua por petróleo a fin de sostener una vida falaz, impropia y enajenada?

Si es que el individuo rionegrino y en mancomunión al neuquino y maragato no reacciona de inmediato en el terminante rechazo de la provisión de nuestra agua para la explotación de gas y petróleo en Vaca Muerta y Río Negro; inevitablemente entonces, nuestros ríos Limay, Neuquén y Negro, y al igual que el ya muerto por empetrolado río Colorado, sucumbirán a la vida de quienes nos sucederán.

¿El precio del petróleo o el valor natural del agua como esencia de vida?

Prioricemos lo vital y durmamos en paz, que el agua es de la vida; y para la vida, y no más.

 

Elvio Mendioroz – Presidente – Fundación Uñopatún – “Reiniciar la idea abandonada”

Integrante de la Unión por el Agua de la Cuenca Currú Leuvú – RENACE – UAP / UAC – IFOAM Educación. Global fracking down group.

 

Area: 
Departamento Socio-Ambiental Chico Mendes