La docencia de Regina hizo escuchar su voz


El viernes 17, en Villa Regina,  las y los docentes bloquearon la décimo octava asamblea de la ESRN. En ese marco, el conjunto de compañeras/os presentes requirieron a los funcionarios respeto por la tarea docente y denunciaron la permanente improvisación del gobierno, quien avaló el intento de las supervisoras de las Zonas I y I, Alto Valle Este, de presionar para la entrega de declaraciones juradas.

La jornada estuvo marcada por las desinteligencias del Ministerio, moneda corriente en esta etapa, pero que se agudizó con el correr de las horas. Por la mañana, se hicieron presentes docentes de escuelas de Valle Azul y Chichinales, sin saber que la supervisión había enviado un correo a la medianoche, informando el cambio de horario para las 14 hs. Luego se conoció otra notificación en la que se exigía la presentación de las declaraciones juradas con una nota en la que cada docente debía incluir tres opciones de concentración horaria, metodología absolutamente inédita e ilegal que provocó un profundo malestar entre las y los presentes.

Ya con la presencia de funcionarios y miembros gubernamentales de Junta Secundaria, una compañera en representación del grupo, presentó una nota firmada por más de un centenar de docentes en la que se expresa el rechazo por la implementación de la ESRN en estas condiciones, sin información, formación y conocimiento de las plantas funcionales, acordes a la realidad de cada establecimiento, porque las últimas enviadas dejan fuera del sistema a educadores/as.

En la misiva exigen los tiempos reales para generar la participación de las comunidades, información sobre la propuesta curricular que fue acotada y no reflejó ninguno de los aportes construidos en conjunto por el cuerpo docente de cada escuela. Se cuestionó además la falta de previsibilidad en la pretensión de implementar las trayectorias educativas, sin tener en cuenta la inestabilidad del sistema, la falta de cargos para realizar el seguimiento y la ausencia de propuestas concretas que se puedan llevar a la práctica en la realidad que hoy atraviesa a las instituciones.

También emitieron un fuerte reclamo por la ilegalidad de los correos emitidos por la Supervisión, sin firma, ni sello correspondiente, que indicaba violar la normativa vigente refleja en el Art. 13 de la Resolución 4404/16, que establece como condición “sine qua non”, para la concentración horaria la realización de la asamblea extraordinaria.

Los funcionarios debieron reconocer que avalaban lo actuado por las supervisoras, y que estaban analizando los reclamos presentados por UnTER porque es verdad que hay situaciones no resueltas en este proyecto, sin embargo, reafirmaron que continuarán con el proyecto de reforma educativa.

Esta presentación firmada por compañeras y compañeros afiliados/as y no afiliados/as, refleja claramente que el mandato votado en el Congreso de UnTER en Jacobacci, que determinó realizar las acciones necesarias para la No implementación de la ESRN en el 2017, y en el caso de que el gobierno decidiera hacerlo compulsivamente, frenar cada asamblea de concentración. Mandato que se está cumpliendo desde el 1º de febrero.

La compañera Patricia Cetera, Secretaria General, reiteró la exigencia al gobierno de suspender la asambleas para debatir en todos los espacios necesarios la ESRN y les recordó la vigencia del acuerdo paritario del 29 de junio de 2016, en la que el gobierno se comprometió a garantizar la estabilidad de docentes titulares e interinos, además de no modificar el turno escolar.

A la vez, está claro que el gobierno tiene la definición política de avanzar, sin importarle el costo pedagógico y laboral que tenga hacia dentro del sistema educativo provincial. Evidentemente la prioridad del gobernador Weretilneck y la Ministra Silva es cumplir con los compromisos asumidos con el gobierno nacional y organismos internacionales de crédito. Frente esto, UnTER continuará respetando las decisiones de las bases en oposición a esta transformación educativa que, en estas condiciones, no garantiza el derecho de enseñar y aprender a nadie.

Villa Regina, 17 de febrero de 2017.

María Inés Hernández, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura

Artículos relacionados: