Exigimos urgente solución para el CET 12 de Sierra Grande


La inoperancia y falta de previsión del gobierno provincial vulnera el derecho de cientos de estudiantes del CET 12 de Sierra Grande de educarse en condiciones dignas. Sin clases desde el 14 de agosto, ahora pretenden redistribuirlos en escuelas primarias sin tener en cuenta la seguridad ni la modalidad de la institución. UnTER acompaña a la comunidad en sus justos reclamos.
 
El viernes 25, las compañeras Claudia Asencio y Elisabet Barrera, Secretaria de Salud en la Escuela del CDC y Delegada de Salud Zona Atlántica respectivamente, junto a referentes de la seccional Sierra Grande, se reunieron con trabajadorxs, estudiantes, madres y padres para recorrer las instalaciones y verificar las condiciones edilicias de la Casa de la Cultura, Gimnasio Vuta Mahuida y la Escuela de suboficiales de la policía, lugares donde se pretende trasladar a lxs estudiantes hasta que finalice la reparación del techo, prevista dentro de 90 días.
 
En este encuentro, el equipo de Salud de UnTER pudo corroborar las denuncias realizadas por la comunidad educativa respecto de que las instituciones propuestas no reúnen condiciones de habitabilidad para el dictado de Clases: en la Escuela de Suboficiales, con tres aulas, hay baños químicos, no tienen lavamanos ni agua potable para el consumo. En el gimnasio el Vuta Mahudia donde se dictarán los talleres, de manera rotativa y acotada a dos horas no cuenta con pileta ni agua en la cocina, justamente donde lxs estudiantes tiene refrigerio.
 
Vale recordar que, desde el inicio de la obra, se generaron problemas para la seguridad porque se trabajaba en horario escolar por lo que en un sector era imposible dictar clases por el alto nivel de ruido de las maquinarias y la caída de  vestigios de aluminio de las soldaduras sobre lxs estudiantes que se encontraban en la zona de taller. 
 
Situación que se agravó luego de la tormenta de la semana pasada cuando el agua se filtró al cielorraso a través de las perforaciones realizadas en las vigas, se inundó la sala de taller, algunas aulas y los tableros eléctricos. En estas condiciones  lxs docentes se negaron a continuar. El ministerio resolvió reiniciar las clases el jueves 24 en un solo sector y redistribuir a estudiantes y docentes en otras instituciones sin garantizar las condiciones de seguridad y habitabilidad necesarias.
 
Desde UnTER acompañamos los reclamos de la comunidad y exigimos que se realicen las obras necesarias, en tiempo y forma para que no se pierdan más días de clase por inoperancia de los funcionarios.
 
Gral. Roca-Fiske Menuco, 25 de agosto de 2017.
 
María Inés Hernández, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura