Otras manos levantarán los lápices


El 16 de septiembre de 1976 en La Plata, adolescentes entre 16 y 18 años fueron secuestrados de sus casas por agentes de la policía de la provincia de Buenos Aires. Reclamaban por el boleto estudiantil suprimido por el gobierno militar.

Horacio Ungaro fue secuestrado junto con Daniel Racero que se había quedado a dormir en su casa. También se llevaron a Francisco López MontanerMaría Clara CiochiniMaría Claudia Falcone Claudio de Acha. Seis que no volvieron de la decena de adolescentes que fueron detenidos a medidados de ese septiembre. El responsable del operativo fue el General Ramón Camps, condenado y destituido por resultar culpable de crímenes de lesa humanidad.

Leticia Veraldi, de la Unión de Estudiantes Secundarios -UES- estudiaba en el Colegio Nacional de Vicente López en octubre de 1976, fueron a buscarla en el marco de la represión a estudiantes secundarios iniciada el 16 de septiembre conocida como "La Noche de los Lápices".

Su familia decidió enviarla al sur para protegerla. Tenía 17 años y cursaba el quinto año del secundario en el Colegio Belgrano de Cipolletti, cuando el 4 de julio de 1977, fue secuestrada a la salida de la escuela. El mismo día un policía de Río Negro que actuaba como enlace con el Ejército, en Neuquén, había estado en el colegio Belgrano preguntando por ella.

Doscientos treinta y dos adolescentes se cuentan entre los 30 mil detenidos/as – desaparecido/as. La mayoría militaba en organizaciones políticas y/o sociales, no sólo luchaban en sus colegios secundarios por el boleto estudiantil, también en organizaciones políticas y sociales, trabajan con las comunidades, en las villas, ya se habían definido por una opción de vida que rechazaba la neutralidad, que tomaba cuerpo en la resistencia y en la militancia.  

Conesa, 15 de septiembre de 2017.

Viviana Orellano, Secretaria de Derechos Humanos, Género e Igualdad de Oportunidades
María Inés Hernández, Secretaria de Prensa, Comunicación y Cultura