5 de junio, Día Mundial del Ambiente


Hace apenas unos días, nos reuníamos en la localidad de Roca – Fiske Menuco, los Departamentos Socioambientales de la UnTER, con la presencia de los Departamentos de las seccionales Catriel, Fiske Menuco, Ingeniero Jacobacci, Valcheta, Valle Medio y Villa Regina. El objetivo era poner en común las preocupaciones y conflictos socioambientales que se están viviendo en cada una de nuestras localidades, pero también compartir los proyectos, estrategias y necesidades para seguir avanzando en la defensa del ambiente, que no es otra cosa que luchar por el derecho a la vida.
 
La reunión ocurría en vísperas del 5 de junio, Día Mundial del Ambiente, una fecha establecida por las Naciones Unidas en 1972 para crear conciencia y generar presión política sobre la necesidad de actuar de manera urgente en la protección del ambiente. Sin embargo, pasados casi 50 años desde entonces, la situación ambiental se ha agravado en todo el Planeta como contracara inevitable de un modelo hegemónico que explota por igual a seres humanos y naturaleza. Desde el nivel mundial al local se multiplican los impactos: el calentamiento global se acelera, la pérdida de biodiversidad y la desertificación son dramáticas, crece la deforestación, se siguen interviniendo y fragmentando cuencas, se agudizan los problemas de contaminación química, y, en gran parte del mundo, avanzan las fronteras extractivas sobre los territorios y sus comunidades.
 
Nuestro país, nuestra provincia y las localidades rionegrinas no son en absoluto ajenas a este proceso. Por el contrario, son una muestra clara de la simultaneidad, de la articulación y sinergia de estos proyectos avasalladores de territorios y devastadores de la vida. 
 
Por ello, como organización sindical y como Departamentos Socioambientales reafirmamos nuestro compromiso con la lucha y expresamos:
  • Nuestra solidaridad con el pueblo de la provincia de Mendoza en su lucha y resistencia frente a los intentos de avanzar con la explotación de hidrocarburos no convencionales;
  • El rechazo a cualquier intento por modificar la Ley de Glaciares en favor de los negocios mineros o de cualquier tipo, al mismo tiempo que expresamos nuestra preocupación por las falencias denunciadas en la elaboración del Inventario Nacional de Glaciares;
  • El respaldo a la Ley que prohíbe la instalación de Plantas Nucleares de potencia en la provincia de Río Negro, denunciamos los intentos desde los distintos niveles de poder por derogarla y rechazamos rotundamente la derogación de las Ordenanzas “anti-nucleares” en la localidad de Sierra Grande;
  • Nuestro rechazo a la instalación de un basurero petrolero en la localidad de Catriel, y en cualquier otra localidad de la provincia;
  • Una profunda preocupación por la falta de acción de parte de loso gobiernos nacional y provincial, ante las distintas situaciones de contaminación, documentadas y probadas, que se dan a lo largo de las cuencas del Río Negro y del Río Colorado - vuelcos cloacales, residuos, contaminación industrial, pasivos ambientales, entre otros-;
  • El rechazo a los intentos por avanzar con la minería a gran escala en localidades cuya población ya ha expresado su rechazo en reiteradas oportunidades.
 
Como docentes y militantes, no solo hacemos propias las banderas de la UnTER en su compromiso con la defensa de la vida, somos también responsables de dar cumplimiento a lo que la propia Ley de Educación nos impone cuando sostiene que desde las aulas debemos promover una mirada crítica, reflexiva y contextualizada de las problemáticas ambientales mundiales, nacionales y locales.
 
En ese sentido, volvemos a denunciar la intromisión de los intereses de corporaciones y empresas mineras, petroleras, agroindustriales o cualquier otra que –en muchos casos en connivencia con los poderes políticos de turno- buscan utilizar al sistema educativo como instrumentos para lograr la “licencia social” de las comunidades que resisten y seguirán resistiendo a la destrucción de sus territorios y proyectos de vida.
 
Se doblega el pedido de esfuerzo, al conjunto de la docencia, para que cada aula sea un espacio de empoderamiento de la defensa de la vida, la que se logrará trabajando en forma conjunta todos los actores de la comunidad educativa para exigir que se cumpla todos los días el respeto y mejoramiento de la legislacion existente. 
 
¡Si a la vida!
¡No al Fracking!
¡No a la mega-minería!
¡No a la Planta Nuclear!
 
 
Laura Maffei, Coordinadora Depto. Prov. Chico Mendes – UnTER.
Héctor Roncallo, Coordinador, Depto. Prov. Chico Mendes – UnTER. 
Departamento Provincial Chico Mendes de la UnTER y Departamentos de Seccional: Catriel, Roca - Fiske Menuco, Jacobacci, Valcheta, Valle Medio y Regina.